AnimeNoticiasReseña

Reseña | Kono Oto Tomare! – Capítulo 12

Esta reseña sobre Kono Oto Tomare! contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

los chicos tocando

#12 Rivales

El nerviosismo invade a los chicos de Tokise luego de la presentación de Meiryo, algo que Chika resuelve golpeando su cabeza contra una columna. Observando el programa, Chika encuentra otra escuela de Kanagawa además de Himesaka: Hokuto.

De casualidad, Chika termina en una disputa verbal con Miya Sentarou, un estudiante de la escuela Eidai Fuzoku, y a pesar de la intervención de Kurata, es Hozuki quien finalmente detiene la “pelea”.

Eidai Fuzoku se presenta con ‘Sarashi Fuutegoto’, una pieza difícil según Ousuke, debido a su compleja técnica. Tras comenzar la canción, todos se ven sorprendidos por la velocidad y precisión con la que los chicos tocan.

A medida que la velocidad de la canción aumenta, los recuerdos de Sentarou sobre su abuela y como esta lo acercó al koto comienzan a surgir, sacando lo mejor del chico.

Himesaka se presenta con ‘Dos personalidades’, esta vez, encajando más que en su presentación anterior, algo que impresiona a los chicos.

Mio, de Hokuto, es regañado por la presidenta de su club por no estar en el torneo, a lo que el chico responde que los sonidos del torneo son aburridos. Por otro lado, Tetsuki descubre por medio de Isaki las raíces musicales de Takinami, a quien la mujer conoce de su época escolar.

Un artículo sobre su hermana en una revista, lleva a Takinami a recordar su relación con música, el momento en el que comenzó a sentirse agobiado y el distanciamiento que tuvo de aquel mundo.

Llega el momento para los chicos de Tokise, y el nerviosismo invade a Kurusu, quien comete un error dejando caer un koto. Hozuki se interpone entre los instrumentos y Chika se lanza para protegerla, lesionándose la mano.

Competencia feroz

El certamen de Kanto avanza y el nerviosismo del grupo es una señal clara de que no hay principiantes en el torneo, y las presentaciones de Meiryo, Himesaka e incluso Eidai Fuzoku han golpeado con fuerza a los chicos.

La apertura fue devastadora, (casi tan devastadora como la cara de Ousuke al ver como Asano le sonríe a su supervisor). Meiryo, es una escuela que no solo está al nivel nacional, sino que terminó entre los mejores cuatro, con un líder natural como Ousuke y una gran formación que lo complementa. Codo a codo con ellos está Himesaka, el grande de Kanagawa con su velocidad y precisión grupal que nuevamente consiguió shockear al grupo.

Y si hablamos de velocidad y precisión, Eidai Fuzoku tampoco se queda atrás, porque esta escuela con su equipo de dos hombres, ha entregado una presentación increíblemente rápida y enérgica, desentonando un poco quizás entre los dos kotos, puesto que el sonido de Sentarou resaltó sobre el de Haru, pero como bien dijo Hozuki, con más sincronización entre ambos y ese nivel de técnica son un equipo a tener en cuenta para las nacionales.

Sorpresivamente, el certamen tiene a otra escuela de Kanagawa, Hokuto, con un integrante particular: Mio, (interpretado por Aoi Shouta, quien a su vez, interpreta el opening del anime), un chico algo extraño que parece disfrutar de toda clase de sonidos, pero, ¿cómo serán los sonidos que salgan de él?

Sonidos nostálgicos

Como ya es costumbre, la música dentro del anime suele estar enlazada al pasado, volviéndose un recurso recurrente para otorgar solidez y motivación a los personajes, algo que ya hemos visto en capítulos pasados en casos como el de Ousuke o Chika, pero también podemos encontrar pistas sobre la conducta de los personajes en los recuerdos que florecen del sonido, como en el caso de Hozuki.

Este capítulo fue una buena mezcla de ambos casos, con Sentarou recordando las adversidades a las que se enfrentó para continuar con el club de koto que su abuela fundó y la promesa a esta de que llegaría a las Nacionales, ¿les suena familiar? Gracias a este flashback pudimos entender que Sentarou y Chika no solo se parecen en personalidad, sino que sus recorridos y motivaciones son similares. Esto solo me lleva a desear ver más de la interacción de estos dos a futuro, así como su crecimiento y enfrentamiento en las futuras Nacionales.

Por otro lado tenemos a Takinami, quien como ya sospechábamos, estaba ligado a la música, pero la revelación de que el supervisor holgazán es en realidad un genio musical resulta chocante, y a la vez explica muchas cosas sobre la personalidad de este y la negación constante sobre su talento, ¿cómo sería el desarrollo del club teniendo a alguien que creció escribiendo música si este estuviera predispuesto a ayudar? La otra sorpresa relacionada a Takinami fue el hecho de que Isaki lo conociera en la escuela, ¿tendremos otra pareja a futuro?

Opinión final

El capítulo empezó con algo de tensión debido a la impresión que la presentación de Meiryo dejó en los chicos de Tokise, pero el ambiente se relajó con rapidez luego de la resolución de Chika, (golpe de por medio), y con la introducción de Sentarou y Haru, quienes le dieron el toque cómico al capítulo. Además los chicos de Eidai Fuzoku brindaron la presentación más enérgica y divertida del anime hasta el momento, pero también, hubo lugar para desarrollar las motivaciones de Sentarou, quien resultó ser un personaje bastante carismático.

La segunda mitad del capítulo nos trajo más historias del pasado, esta vez de la mano de Suzuka Takinami e Isaki Kudo, quienes narraron parte de la infancia y juventud del supervisor del club de koto, lugar en el que yace el conflicto que lo llevó a tener una pésima personalidad y a negar su relación con la música: hijos de dos renombrados músicos, el propio Takinami fue un genio a la hora de escribir música, y la presión, junto con las limitaciones del reconocimiento, lo llevaron a alejarse de aquello que más disfrutaba.

Espero que a futuro, y con un empujón de los chicos del club, sea capaz de volver a la música porque como vimos en el flashback y con la pequeña lección a Kota, es algo que se le da muy bien.

Un buen capítulo que se prepara para el acto final, con Tokise interpretando ‘Ku-on’, con Chika y su mano lesionada, y la gran incógnita que yace en Hokuto, puntualmente y en Mio, quien puede dar una sorpresa. La situación no pinta bien, pero es en los peores momentos en los que el talento puede relucir más, ustedes, ¿también están emocionados por escuchar el ‘Ku-on’?

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios