AnimeNoticias

Reseña | Fairy Gone — Capítulo 12

¡Alto! Esta reseña sobre Fairy Gone contiene spoilers. Si no has visto el capítulo, te recomendamos hacerlo y después regresar a leer la reseña.

Capítulo 12: Soldado impotente

El capítulo 12 de Fairy Gone comienza justo donde se quedó el anterior, con la intrusión del grupo de Liscar al «Palacio Imperial» a través de la «Puerta Celestial». Las fuerzas militares imperiales hacen lo que pueden para resistir a los mercenarios, pero son derrotados sin mucha dificultad. La fuerza del enemigo es demasiado grande para ellos. Por su parte, el «Primer Ministro» comanda las defensas de la «Puerta Oeste».

Mientras tanto, el grupo de Free se reúne con el «ministro militar» Bohme. Liscar y sus subordinados parecen disfrutar el conflicto, asesinando soldados imperiales uno tras otro con una sonrisa en el rostro. Dorothea y el «Ministro Militar» ejecutan un plan sencillo para atacar a los mercenarios con sus fuerzas concentradas. Free tiene como rol ser el oponente directo de Liscar.

Free se esfuerza por mantenerse a la par de Liscar. El mercenario disfruta cada segundo de la pelea. Marlya apoya a Free manteniendo alejados a los subordinados de Liscar. Free está asustado, pero un recuerdo de Jet lo ayuda para seguir adelante. Serge y Marlya atacan a Liscar en conjunto con Free, hiriéndolo de forma considerable. La pelea continua, ahora bastante equilibrada, sin embargo, Liscar decide retirarse. Han cumplido su misión.

Mientras tanto, se revela el objetivo de Diese: el Emperador. Al poseer los planos del Palacio logra infiltrase ignorando la batalla, sin embargo, no espera la traición de Wolfran. Diese asesina a los guardias del Emperador, teniéndolo a su merced, pero la aparición de Ray Dawn le complica las cosas. Se desata una batalla. Schwarz Diese no cuenta con la gran fuerza de Ray Dawn, y es asesinado por este.

Opinión

El capítulo 12 de Fairy Gone está lleno de acción. Cuenta con una excelente animación que enriquece enormemente cada escena. Cada movimiento, cada golpe y cada expresión facial están muy bien trabajadas. Las peleas con hadas se ven realmente bien y estos seres congenian perfectamente con el fondo y los personajes. Realmente se nota la mejoría del CGI comparando las escenas con los primeros episodios.

No obstante, no todo es bueno para esta entrega. Este episodio marca el final de la primer parte de la serie y, como sabemos, tendremos que esperar una temporada entera para disfrutar la siguiente parte. Sin embargo, el capítulo 12 de Fairy Gone no nos deja con altas expectativas ni con mucha intriga que asegure que esperaremos la siguiente parte con entusiasmo.

El episodio no fue malo, al contrario. El problema que veo es que le preceden otros mejores. No hay revelaciones fuertes, ya que incluso el plan de Diese fue realmente sencillo, al igual que su derrota. El grupo de Liscar cumplió muy bien su rol como distracción, no llevando la pelea a mayores, simplemente ganando tiempo. Un capítulo de transición que se usó como un cierre. Quizás me siento tan frustrado como Marlya al final.

El fin de un Duque

En el capítulo 12 de Fairy Gone vimos como el plan de Diese, anterior duque de Hybranz, culminaba. Al parecer su plan era llegar al Emperador mientras Liscar mantenía ocupado a las fuerzas de defensas en las entradas del Palacio. Todo su plan salió perfecto, pero no contaba con la aparición de Ray Dawn debido a la traición de Wolfran.

Su plan no fue muy claro, pero al parecer pretendía debilitar al gobierno de Zesskia Unificado al tomar al símbolo que lo mantenía en orden, el Emperador. De esta forma, los opositores se revelarían y desertaría en masa, dejando al imperio debilitado y sin voluntad para pelear. Un plan bastante simple que requería simplemente de la actuación de distracciones que le permitiera llegar hasta su destino. Y vimos como durante varios capítulo se usaron muchas distracciones.

El plan me pareció bueno, aunque debo admitir que esperaba algo más elaborado. O quizás más claro. Incluso, Diese nunca representó un peligro para el Emperador, ya que Wolfran trabajaba con Ray Dawn de forma secreta. La solución del problema, si es que se puede llamar problema, fue simple. O, bueno, Ray Dawn lo hizo parecer simple. Este final solo sirvió como pretexto para mostrarnos un poco del poder de Ray Dawn.

El amor a la guerra

Un punto del que me gustaría hablar, es de la forma en que el grupo de Liscar disfrutaba con el conflicto. Durante el capítulo 12 de Fairy Gone existen dos ideas contrarias que están en constante choque. La primera es las ovaciones que los mercenarios lanzaban hacia la guerra, y la segunda se revela en los monólogos mentales de Marlya al cuestionarse el porqué pelea la gente.

Dos bandos contrarios, con ideas contrarias. Uno quiere la guerra, el otro no quiere luchar. Es esto lo que significa el conflicto entre Dorothea y el grupo de Liscar. En ambos hay ex soldados, sobrevivientes de la guerra, pero con diferentes propósitos. En este episodio ambos frentes chocaron, pero no lograron llegar a una resolución. Si buscamos un antítesis de Dorothea, ese debe ser el grupo de Liscar.

No hay mucho más que decir sobre esta rivalidad casi natural entre la guerra y la paz. El grupo de Liscar es el enemigo natural de Dorothea, y eso ya se ha demostrado. Es el adversario que más daño le ha hecho a la organización. Aunque el grupo de Liscar haya huido, Dorothea tendrá su venganza. Liscar es un adicto a la guerra, por lo que estará disponible para cualquiera que desee montar un espectáculo sangriento.

Wolfran o Arcame

Desde el principio, Arcame tuvo mucho que ver con la construcción y ejecución del plan de Diese para llegar al Emperador. Sin embargo, como sabemos, Wolfran traicionó al ex Duque y reveló todo su plan a Ray Dawn. La pregunta que queda en el aire en el capítulo 12 de Fairy Gone es sobre la participación de Arcame en la traición a Diese. Si la respuesta a la interrogante es afirmativa, entonces el plan sigue su curso y este suceso solo es parte de la preparación para lo que el grupo mafioso tenga en mente.

Conclusiones

La temporada Primavera del 2019 ya ha finalizado, al menos para nosotros. Aún faltan por estrenarse algunos episodios finales para dar por concluida una temporada más de este que es nuestro medio favorito. Decenas de historias que nos acompañaron por tres meses nos ofrecen sus últimas entregas. Algunas ya no volverán, y otras tarde o temprano nos recompensarán aquellas esperanzas que guardamos por su retorno. Así es el anime, lleno de emociones, incluso cuando no se reproduce en nuestras pantallas.

Por supuesto, Fairy Gone no ha terminado. Su capítulo 12 solo ha sido el final de su primera mitad, como ya sabemos, aunque se haya quedado corto. No fue épico, no fue sorprendente, pero no fue malo. Quizás el problema fue esperar demasiado. No parece que Fairy Gone se haya diseñado para ser cortado de esta manera, y sinceramente no creo que haya sido la intención de los creadores. Sin embargo, le tocó tener dos partes separadas por una temporada completa.

En general, fue una primer parte emocionante y muy interesante, aunque tuvo un camino muy accidentado. Aunque me pareció muy divertido verla, en ocasiones los capítulos perdían mucha de la energía y me parecían un poco aburridos. En esas ocasiones, me pareció muy difícil seguir la historia, sinceramente. Sin embargo, aquí estamos, entrando en el hiatus que ya se nos había advertido. Ahora solo queda esperar por la segunda parte, que esperemos supere a lo que vivimos al ver Fairy Gone durante estos tres meses,

¿Qué les pareció el capítulo 12 de Fairy Gone? ¿Qué les pareció la primer parte de este anime?

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios